Es una parafunción oral, que se conoce comúnmente como rechinar o apretar de los dientes….

El bruxismo es una parafunción oral, que se conoce comúnmente como rechinar o apretar de los dientes, las personas que tienen Bruxismo aprietan fuertemente los dientes superiores contra inferiores, la mayoría de las veces de forma inconsciente produciendo el desgaste de los dientes. Éste se puede producir en cualquier momento del día pero los casos más frecuentes es el relacionado con el sueño y también es el más difícil de controlar.

 

En su mayoría las causas del Bruxismo es por estrés pero también existen otros factores como:

•   Los hábitos del sueño.

•   La postura.

•   La alineación de los dientes, especialmente si ésta es inadecuada.

 

Los principales síntomas que produce el Bruxismo son:

•   Dolor en músculos faciales.

•   Dolor en la zona mandibular.

•   Sensibilidad muscular.

•   Dolor de cabeza

•   Dolor de oídos

 

Estos síntomas se presentan porque al apretar fuertemente los dientes y moverlos de atrás hacia adelante o de lado a lado se ejerce una presión excesiva en los músculos, los tejidos y las estructuras que rodean la mandíbula.

También hay casos de pacientes donde el Bruxismo no presenta síntomas y normalmente el diagnóstico se produce durante una revisión dental rutinaria al detectarse el desgaste en los dientes.

El tratamiento a aplicar son las férulas dentales de descarga (férula de Michigan),la cual ayuda a prevenir el desgaste en los dientes, alivia el dolor y los problemas en la articulación.

La férula dental evita el contacto de los dientes y evita que el desgaste del esmalte dental continúe.

Dependiendo de las causas que ocasionen el Bruxismo se recomiendan ciertos tratamientos complementarios como lo son:

•   Realizar ejercicios de relajación que ayuden a reducir el estrés del paciente.

•   Si existe maloclusión, realizar ortodoncia para mejorar la alineación y evitar problemas de articulación temporomandibular.

Para evitar la menor incomodidad en el paciente la férula es realizada con minuciosa exactitud, primero se toma un molde de la dentadura del paciente y en base a este molde se fabrica a la medida la férula dental de una resina completamente inocua para nuestro organismo, una vez fabricada es probada en el paciente y se realizan los ajustes necesarios para que la misma encaje perfectamente.

El cómo usar la férula dependerá del tipo de Bruxismo, como mayormente es de noche el paciente deberá colocarse la férula antes de dormir posterior al cepillado dental, a la mañana siguiente al quitarse la férula debe lavarla con un jabón neutro y secar.

El bruxismo es un hábito, por lo que el paciente debe estar dispuesto a ayudar en el tratamiento, ser consciente del problema y ser colaborador a fin de conseguir disminuir el grado de desgaste dental.

¡PIDE TU CITA ONLINE!
1ª Visita GRATUITA

*Te confirmaremos la cita enseguida.
SOLICITAR CITA GRATUITA